¿Encontrarás a la Maga?: Pasajes a París para conocer la ruta Cortázar

¿Buscás pasajes a París? ¡Qué destino hermoso! Acá te contamos cómo conseguir el mejor precio. Y para que comiences tu búsqueda, desde ahora te remitimos a este sitio, podrás ver una lista completa de vuelos y pasajes a París.

 

Pasajes a París, la excusa para reencontrarse con Julio Cortázar

Hay una frase de Rayuela muy famosa: “¿Encontraría a la Maga?”. Esa línea alude a un método de flaneo al que más adelante el narrador califica de “rabdomancia ambulatoria”, ese ir y venir de acá para allá sin norte fijo.

El poeta y crítico literario argentino, Saúl Yurkievich, recordaba con estas palabras a Cortázar: “Uno de sus juegos consistía en elegir al azar, con los ojos cerrados y el índice apuntando al plano del metro, una estación, llegar a ella, salir a superficie y peregrinar por la zona. Así reunió su colección de rincones con karma. Adoptó París como el lugar más apto para aquerenciarse, a la vez encrucijada de casi todos los caminos y mundo placentero, a escala humana, con un arte de la medida, arte de la vida, dignos de ser aprendidos”.

Si bien no podemos atrapar al azar, sí podemos rastrear las referencias a sitios parisinos en la obra cortazariana. De este modo, llegamos al siguiente itinerario.

El barrio del Marais remite poderosamente a Julio Cortázar. La propuesta es pasearse, sin mapa, por la irresistible belleza de la Place des Vosges hasta el corazón del barrio judío o el Museo Picasso, en plena ensoñación por los rincones menos transitados por los turistas.

En cualquier esquina una sombra, un perfil, sugieren la figura del escritor. Hay que distraerse de los turistas y pensar que, en efecto, él está ahí. Y prestarle mucha atención a los sonidos, los olores, la luz, el pulso vivo de París.

Acá, además, se pueden visitar los siguientes sitios.

  • Al llegar a París, en 1951, Julio Cortázar pasó sus primeros meses en la habitación 40 de la Casa Argentina, en la Ciudad Universitaria (4, rue Martel, 75010, Distrito 10).
  • Residencia de Cortázar y de su primera esposa, Aurora Bernárdez, entre 1960 y 1968. (9, Place du Général Beuret, Distrito 15).
  • Pont du Carrousel (Quai des Tuileries, 75007, Distrito 1). Este es escenario de una de las más conocidas fotos de Cortázar tomada en 1952 y de una emotiva vivencia del escritor.
  • Parque Montsouris (Parc Montsouris 75014, Distrito 14), sitio mágico, muy frecuentado por el escritor, en donde la Maga y Horacio Oliveira despeñaron un paraguas viejo según se cuenta en Rayuela.
  • Teatro des Champs Elysées (15 Avenue Montaigne, 75008, Distrito 8) melómano radical, Cortázar asistió regularmente a conciertos en este teatro, en el que, según ha contado, visualizó por primera vez a los cronopios.
  • Edificio de la UNESCO (7, place de Fontenoy 75007, Distrito 7), en el que Cortázar trabajó durante décadas como traductor. En su jardín, Sara Facio tomó algunas de las fotos más famosas de él.
  • Galerie Vivienne (6 Rue Vivienne, 75002, Distrito 2). En “El otro cielo”, aparece esta antigua galería parisina, uno de los lugares predilectos de paseo del autor.
  • Museo del Louvre (Museo del Louvre, 75001, Distrito 1). Acá Cortázar hizo “un curso de aprendizaje de la mirada”. Entre 1951 y 1953 lo visitó a diario.
  • Pont des Arts (Pont des Arts, 75006, Distrito 6). Un arco del Quai de Conti y el vecino puente son dos de los lugares más representativos del París de Cortázar, en ellos comienza Rayuela.

Y así debemos abreviar en un “largo etcétera”. Hay muchos sitios más que remiten directamente a Cortázar, más o menos conocidos.

Sin embargo, interrumpimos la lista acá, para dejarle libertad al lector (los sitios que enumeramos están desordenados). Un guiño rayuelesco.

Pasajes a París: cómo conseguirlos al menor precio posible

1. ¿Cuándo me conviene hacer la compra de pasajes?

El domingo es el mejor día para comprar vuelos nacionales. A su vez, no compren sábados ni, sobre todo, viernes, sea cual fuera el destino.

¿Y la anticipación? No bien se lanzan los vuelos, el precio es alto; este luego desciende meses antes y vuelve a subir a medida que se acerca la fecha de despegue. Lo ideal es comprar tickets con por lo menos dos meses de anticipación.

Para vuelos internacionales, lo más recomendable es hacer comparaciones regulares en diferentes plataformas.

Ahora otra pregunta clave, ¿en qué meses comprar viajes internacionales? Depende del lugar al que queramos ir. Una vez que lo definimos, identificamos cuándo es la temporada alta.

Los vuelos más baratos se encuentran cuando la temporada alta está a punto de terminar y en los días siguientes, exceptuando fechas cercanas a Navidad y Pascua, que tienden a ser temporada alta en casi todos los destinos.

En general, se considera que la temporada baja en París va del 1 de noviembre al 31 de marzo, y la temporada alta, del 1 de abril al 31 de octubre.

2. Las mejores plataformas de búsquedas de vuelos

Sobre todo, recomendamos probar Skyscanner y Google Flights. Son los dos que mejores resultados nos han dado a nosotros. ¿Vos los has probado?, ¿cuáles otros sugerís?

3. Monitoreo de fuentes de información útiles: mantenete atento

Las aerolíneas más grandes suelen lanzar con regularidad ofertas muy tentadoras, sin embargo, no lo hacen con bombos y platillos, es decir, suelen pasar desapercibidas.

En este sentido, te recomiendo que monitoreés las redes sociales de las principales aerolíneas, ya que tienden a comunicar sus ofertas por estos canales.

Asimismo, te sugiero que te suscribas a las notificaciones automáticas y newsletters tanto de las aerolíneas como de las plataformas de búsquedas de vuelos. También de este modo recibirás información útil. Y si pasado el viaje no te interesa seguir recibiendo información sobre vuelos, los mandas a spam y ya.

Deja un comentario